Publicado el

Qué es la relación de aspecto en fotografía y porqué importa

relación de aspecto en fotografía
Qué es la relación de aspecto en fotografía y porqué importa
Rate this post

Relación de aspecto en fotografía

Aunque pueda parecer una parte poco importante de la técnica fotográfica, la relación de aspecto en fotografía es un concepto básico que tiene importantes consecuencias si no se piensa con antelación.

Si se tiene intención de imprimir las imágenes de alguna manera, entender la relación de aspecto en fotografía es clave.

Y así, evitar que pasen cosas como que han cortado los pies de una modelo, por ejemplo, porque la revista que publica mi reportaje de una pasarela de moda en calzado, usa una relación de aspecto diferente a la que yo envié.

relaciones de aspecto en fotografía

Explicamos las diferentes relaciones de aspecto a las que, a menudo, se hace referencia en la fotografía digital y lo que significan al incluir las relaciones de aspecto 4:3, 3:2, 16:9 y 6:6 o 1:1

¿Qué es la relación de aspecto?

La relación de aspecto es simplemente una relación de proporciones entre el lado corto y largo de una fotografía. La relación de aspecto más común en las DSLRs actuales es 2:3, que se basa en la relación de aspecto de una película de 35 mm.

Un negativo de 35 mm es de 24 mm x 36 mm de tamaño. Simplificado, se convierte en 2×3, o 2:3 cuando se expresa como una proporción. También puedes ver esta proporción escrita como 3:2 al expresar la relación entre el lado largo y el lado corto de una foto.

Relaciones de aspecto más comunes utilizadas en la fotografía digital y a qué se refieren.

4:3 – La relación de aspecto estándar utilizada en cámaras digitales compactas y cámaras Cuatro Tercios. Como resultado, se obtiene una imagen ligeramente más cuadrada que la de la mayoría de las DSLR; por esta razón, es mejor imprimir en un tamaño que coincida con la proporción, como por ejemplo 8×6 pulgadas. Para los tamaños de impresión como A4, tendrá que recortar la imagen o recortar la impresión.

Formatos DIN impresión

3:2 – La mayoría de las cámaras DSLR y algunos compactos de gama alta, como la gama Sigma DP y algunos modelos de la serie GX de Ricoh, producen imágenes con una relación 3:2 como estándar. Esta es la misma relación de aspecto que un fotograma de película de 35 mm, y se aplica a las impresiones estándar de 6×4 pulgadas sin recortar.

16:9 – Es el formato que se utiliza comúnmente para la captura de pantalla panorámica en vídeo y fotografías. Las cámaras ofrecen una relación de 16:9 al apantallar los dispositivos de captura (CCD) del sensor por la parte superior e inferior, lo que supone un pequeño gasto en la resolución total, ya que estas secciones ya no capturan información. La excepción a esto son los primeros compactos de la serie Panasonic LX, que, inusualmente, presentaban sensores 16:9.

1:1 – El formato cuadrado, que recuerda a la película de formato medio y disponible como opción en algunas cámaras.

Relación de aspecto e impresión

Por lo tanto, si quieres imprimir fotografías tomadas con una relación de aspecto 2:3 sin recortar, acabarás con tamaños como 4×6, 8×12 o 16×24. Obsérvese que todos estos tamaños son ligeramente más largos que los tamaños convencionales, como 4×5 o 8×10. Convencionalmente, los tamaños de imagen se expresan en pulgadas.

¿De dónde vienen estos tamaños de impresión convencionales?

Estos tamaños de copias se originaron muchas décadas antes de que existiera una película de 35 mm. Las cámaras de visión antigua venían en tamaños tales como 4×5, 5×7 y 8×10. Las imágenes tomadas con estas cámaras no se ampliaban, sino que eran copias de contacto del tamaño negativo original. Sólo años más tarde se introdujo el formato negativo de 35 mm y para entonces estos tamaños de copia se habían hecho comunes.

Cómo afecta la relación de aspecto a la composición

Como simple ilustración, veamos una foto tomada con una relación de aspecto 2:3, que puede ser impresa como 8×12 sin alteraciones.

captura original 4x3

Ahora supongamos que queremos imprimir esta foto como un 8×10. Esto requeriría algunos pequeños ajustes, como se muestra a continuación.

 

Relación de aspecto 8x10

Otras relaciones de aspecto

Puede que hayas oído hablar de las cámaras de cuatro tercios. Estas cámaras reciben su nombre en parte porque sus sensores siguen una relación de aspecto de 4:3. Los tamaños de impresión para estas cámaras que no requieren recorte incluirían 9×12 y 18×24. Pero si queremos ajustar una imagen 4:3 a2:3, entonces, de nuevo, habrá que recortar.

Relación de aspecto 2x3

Las cámaras panorámicas disparan a una proporción más radical de 16:9, que es también la proporción de los televisores de pantalla panorámica. Esta relación permite una composición más amplia y estrecha.

Relación de aspecto 16x9

Por último, está el formato cuadrado, con una relación de aspecto de 1:1. Esta es, a menudo, la relación de aspecto que se encuentra en las cámaras de formato medio. Estas fotos se pueden imprimir en tamaños como 8×8 o 12×12 sin recortar.

Relación de aspecto 1x1

 

Deja un comentario