3. Calibración de cámaras digitales

En muchas ocasiones, los requerimientos de ciertos trabajos exigentes nos obligan a poner todos nuestros medios en conseguir una reproducción lo más fidedigna de los colores que vamos a fotografiar.

Al margen de criterios estéticos e interpretaciones creativas de la fotografía, la igualación del color y su comunicación a lo largo del flujo de trabajo es uno de los puntos más críticos para el fotógrafo o el profesional del cine o vídeo.

Es por ello que para asegurar un resultado de color consistente y con el nivel de exigencia requerido, debemos empezar por controlar desde el inicio del proceso; así, para asegurar una captura de color lo más ajustada a la realidad, se hace imprescindible una correcta calibración de nuestras cámaras; ahí entran en juego las diferentes cartas de calibración que permiten de una manera cómoda y rápida ajustar los valores de cámara para capturar fielmente los colores independientemente de las condiciones de iluminación.

Mostrando todos los resultados (6)

Mostrando todos los resultados (6)